Libra

Yo equilibro

Vigencia real del signo Libra


Libra es el séptimo signo del zodíaco, su significado proviene de los romanos, y representaba en un principio la figura de Julio Cesar sosteniendo una balanza y administrando justicia, despues de su muerte, se eliminó la figura del Cesar y solo quedó la balanza. Antes de Julio Cesar, los antiguos griegos llamaban a esta constelación "Chelae" que significa "tenazas de escorpión", debido a que consideraban a la constelación del Escorpión como una costelación doble, de la cual la primera parte se representaba las pinzas del escorpión, y la segunda parte la cola del escorpión.
Es el símbolo del equilibrio y la armonía estética y psicológica, tiene que ver con todo aquello que nos complementa.
La energía libriana es una energía que se representa en el campo de la mente, lo que le da un caracter intelectual-sentimental, tiene un movimiento impulsivo, lo que le hace tener la necesidad de concretar los cambios con rapidez, ya que caso contrario generan gran ansiedad, y con una tendencia a la proyección, a idealizar y poner un gran monto de exigencia y perfección en todo aquello con lo que se relacionan, generando por ello una gran autoexigencia.
Cuando funciona, lo hace a través del intelecto, intenta compensar las cosas, complementarlas, buscar la armonía del entorno, y fundamentalmente unir y unirse.
Generalmente se encuentra en esta energía una predisposición a la indefinición, ya que por querer equilibrarlo todo, intenta encontrar el medio de las cosas sin definirse por ninguna, generalmente para poder dejar a todo el mundo conforme.
Poseen gran sentido artístico y psicológico, y dan muestras de una notable ecuanimidad, lo que los hace ideales para los trabajos de diplomacia, y mediación, además poseen un profundo apego a lo propio. Las características que aparecen en la energía más densa de Libra, y que deben ser trabajadas desde este signo son: la indiferencia, el separatismo, la ostentación, y el conformismo. 
Desde lo anatómico, podemos decir que Libra rige fundamentalmente la región sacro-lumbar, y los sistemas urinarios y reproductores. 
En lo terrenal, Libra está regido por la energía de Venus, lo que hace que, al ser Venus el representante de los afectos, los nacidos bajo este signo desarrollan una fuerte tendencia a manifestar todo desde los sentimientos, y por ser Venus una energía femenina, la estética, la forma exterior, van a ser elementos importantes de la vida. El mito libriano, está representado por el séptimo trabajo de Hércules, el cual consistía en la captura de un enorme jabalí que asolaba la región. 
Para este trabajo, Hércules decide no matar al jabalí, ya que aun le quedan resabios de su trabajo anterior (Virgo). 
Cuando se halla camino a su tarea, se encuentra con un amigo, Folos, un centauro que lo invita a festejar y beber vino en grandes cantidades, esto hace que Hércules olvide su trabajo. 
Ya en estado de embriaguez y ante la llegada de otros centauros con los que se genera una gran discusión, sin tener noción de su estado mata a su amigo. 
Nuevamente la muerte lo persigue, por ello, y dandose cuenta de lo que ha hecho, huye y vuelve a su trabajo de vencer al jabalí. Lo sigue y con gran habilidad lo captura y lo conduce al pueblo donde victorioso da por finalizado el trabajo.
La gran lección que deja este trabajo, es la que nos muestra que los vapores del placer deben disiparse antes de emprender la tarea del autodominio. Por ello podemos decir que la búsqueda del placer es necesaria para el desarrollo del alma, ya que sin una tragedia previa, los potenciales del equilibrio permanecen latentes sin desarrollarse.

Alberto Stoler * TOLIMAN