Autor: Alberto Stoler

En las relaciones cotidianas, uno de los mayores temas de consulta es el de los problemas de relación de pareja.
En general las parejas tienen la tendencia a proyectar sus deseos y necesidades en el otro, y como generalmente se quedan pegados a sus propias proyecciones y fantasías, se sienten frustrados, engañados, en la creencia de que lo que veían en el otro ya no existe más.
Esto sucede porque nunca se tomaron el trabajo de mirar al otro, sino que simplemente formaron su propia idea del otro y la compraron, la aplicaron, olvidándose de que existe otro.
Los vínculos que se forman de este modo, en algún momento explotan, no siempre simultáneamente, sino que cuando alguno de los dos se despierta un día y se pregunta: ¿Quién es la persona que está a mi lado?......... y la respuesta no siempre es satisfactoria, ya que se la desconoce. Los justificativos normalmente apuntan al reproche: "no eres la misma persona de la cual me enamoré", "estás muy cambiado", "ya no me quieres ", etc.
Obviamente que lo que hay que empezar a pensar es que el otro siempre fue así, lo que pasa es que uno nunca lo vio.
Para entender mejor estos vínculos que se forman en un primer momento en las relaciones, les voy a transcribir un cuento corto que contó un profesor de sicología en clase.

HISTORIA DE JULIETA Y EL BOMBERO
La historia de Julieta y el Bombero es la explicación del funcionamiento de los vínculos cuando cada uno de los integrantes de una pareja, o una sociedad, o de cualquier otra interrelación vincular, funciona en su propio rollo sin ver al otro.

Había una vez una mujer que vivía con la fantasía del amor de Romeo y Julieta, por lo que vivía en el balcón esperando a su Romeo.
Y había un hombre que era bombero y vivía con la fantasía de rescatar a su víctima.
Estando Julieta en el balcón, de pronto ve a un hombre que viene caminando por la calle vestido de rojo y con una escalera al hombro. Entonces empieza a hacerle señas y a gesticular en la creencia que ha llegado su Romeo.
El bombero la ve a Julieta en el balcón, y convencido de que encontró la víctima que necesitaba para seguir su historia, se acerca y apoya su escalera en la pared.
A medida que va subiendo por la escalera, Julieta grita más fuerte ya que se pone más excitada con lo que está pasando.
El bombero comienza a subir más rápido, porque está convencido que el peligro que corre la mujer es muy grande.
En este momento el enamoramiento es total, los dos están convencidos que encontraron su media naranja, no hay error, no existe otra posibilidad.
Cuando el tipo llega arriba y se la carga al hombro, Julieta piensa: "Acá hay algo que no concuerda, será que Romeo es muy impetuoso", y entonces empieza a decirle cosas tiernas al oído.
Entonces el bombero piensa: "Bueno, será que está medio atontada por el peligro, por eso me aprieta tanto, y me dice esas cosas", y se apura a bajarla.
Cuando llegan abajo está todo genial, él cree que ella no está bien, y entonces le empieza a hacer respiración boca a boca, para hacerla reaccionar.
Ella cree que él le está dando un terrible beso de lengua, y se engancha más, pero cuando ella reacciona y le quiere decir algo, el tipo sale corriendo, sube la escalera, y empieza a bajar a la madre, a la abuela, etc.
Ella no entiende nada, y entonces allí se acabó el amor, desapareció la fantasía, se acabó la relación.

Obviamente jamás existió ninguna relación.

Ver la compatibilidad energética que tenemos con nuestra pareja es importante, ya que podremos entender determinados encuentros y desencuentros que suelen preocuparnos.
Aunque es importante consultar un profesional idóneo, pueden realizar ustedes mismos un estudio de compatibilidad energética, recordando que las interpretaciones que da este artículo son generalizaciones.
Para realizar un estudio elemental de compatibilidad simplemente tomaremos el signo natal de cada uno de los integrantes de la pareja, vemos cual es su elemento y vamos a la interpretación que corresponda.
Para aquellos que tienen un mayor conocimiento y conocen los signos del Ascendente y de la Luna, pueden observar la compatibilidad de personalidad, y de humor.
Los que tienen posibilidad de conocer el Marte masculino y el Venus femenino, podrán observar la compatibilidad sexual.

TABLA DE COMPATIBILIDADES SEGUN ELEMENTO
Para entender esta tabla es necesario saber a que elemento corresponde cada signo.
Elemento agua: Cáncer, Escorpio y Piscis.
Elemento aire: Géminis, Libra y Acuario.
Elemento fuego: Aries, Leo y Sagitario.
Elemento tierra: Tauro, Virgo y Capricornio.

fuego / fuego
Al principio esta combinación parece llevarse muy bien, sobre todo si son del mismo signo, ya que se ven reflejados el uno en el otro, pero a largo plazo entran en combustión, y se producen cortocircuitos que generan mirar otras personas, celos, peleas, engaños, debido a la fogosidad que emplean ambos en lo sexual. Es una combinación creativa, aunque el problema máximo reside en la permanente lucha de poder que se establece entre los componentes de esta combinación. Existe voluntad pero falta concreción.

fuego / tierra
Estos son dos elementos esencialmente conflictivos, tanto en lo físico como en lo simbólico. Demasiada tierra apaga el fuego, y demasiado fuego quema la tierra. Es una combinación difícil pero no imposible. En una primera etapa, el fuego se siente atraído por la fuerza, la reserva, y la consistencia de la tierra; y la tierra será atraída por la cualidad feliz, confiada y carismática del fuego. El fuego frenará su extravagancia y engañará a la tierra para sacarla de sus depresiones, en tanto la tierra consentirá los caprichos y errores del fuego. Pero llegará el momento en que el fuego se exaspera con la disciplina de la tierra y con su ritmo cauteloso y laborioso y la tierra no estará dispuesta a aceptar más la irresponsabilidad y la impulsividad del fuego. Aquí se produce la crisis que, si no existe un trabajo de crecimiento mutuo, donde cada uno modifique sus estructuras, inevitablemente se produce la ruptura.

fuego / aire
Esta es una buena combinación. A ambos les disgusta el pesimismo, y el pensamiento cauteloso, disfrutan con la interacción social, con el entretenimiento, y con la creación de nuevas ideas. El aire puede analizar las consecuencias del accionar del fuego sin apagar su entusiasmo. El fuego estimula al aire para que pueda realizar sus ideas, lo ayuda a tomar decisiones. Las relaciones sexuales entre ambos suelen ser muy satisfactorias debido al gusto común por la fantasía y lo erótico.

fuego / agua
Esta combinación es muy difícil, son dos elementos que manifiestan sus emociones y afectos de una forma muy distinta. El fuego tiene la sangre caliente, es espontáneo, y dirige sus emociones hacia afuera, sin mirar siquiera si hay respuesta; en cambio el agua por ser más pasiva y blanda, necesita alimento emocional y comprensión, y necesita la respuesta exterior. El fuego es irreflexivo y egocéntrico, pero perdona y olvida fácil. El agua es muy sensible y vulnerable, y cuando es herido, tiende a enojarse y malhumorarse. El diálogo puede ser bastante difícil, y la adaptación compleja. Hay que trabajar mucho para llegar a evitar que el fuego hierva al agua y ésta lo apague.

tierra / tierra
Esta combinación no presenta escollos, pero es aburrida debido a que los signos de tierra se inclinan hacia lo seguro, a lo conocido y temen aventurarse en lo que se desconoce. Existe respeto, apoyo mutuo y seguridad, por lo que suelen mantener un compañerismo que dura toda la vida. El sentido común los une. La sexualidad suele ser satisfactoria, aunque es difícil que se comuniquen sus necesidades emocionales, por lo que es probable que lo romántico se juegue en relaciones externas que no comprometan su estabilidad. El sentido de responsabilidad que predomina en estas combinaciones, hará que cualquier desvío de camino vuelva a su cauce rápidamente.

tierra / aire
Estas son relaciones difíciles, ya que la tierra suele ver al aire como superficial y difícil de sujetar, mientras que el aire se ahoga con el enfoque conservador y práctico de la tierra. Esto hace que no exista atracción inicial entre estos elementos, pero si prende, puede haber progresos mutuos, ya que la capacidad conceptual del aire con la perseverancia de la tierra puede llevar a una importante evolución personal a cada integrante de esta combinación. Los verdaderos problemas están en la sexualidad, ya que ambos tienden a aislar sus emociones, uno, el aire, por la dificultad que tiene en relacionarse con las mismas, y el otro, la tierra, por el control que ejerce de los mismos. Esto puede llevar a una frustración mutua. Por ello, es mucho más productiva esta unión en lo laboral, en lo profesional, que en lo afectivo.

tierra / agua
Esta es una buena relación energética. La estabilidad y la formalidad de la tierra, contrasta perfectamente con la inseguridad y vulnerabilidad del agua. El agua reacciona instintivamente y sin exigencias ante la tierra mientras esta se muestra firme y segura, el único inconveniente se produce cuando la duda o el pesimismo invade esta dupla energética. Ya que en este caso puede producirse que ambos se aislen por la tendencia a la introversión que poseen ambos elementos. El aspecto físico sexual suele ser bueno debido a la complementación que se produce.

aire / aire
Esta es una buena relación ya que la comunicación no faltará nunca, aunque se manifestará como una relación demasiado cerebral. El conflicto que puede presentarse en esta combinación es que ambos integrantes pueden reprocharse mutuamente el hablar mucho y hacer poco. Esta es una combinación muy romántica, pero es una acción mas literaria que física, por lo que la fantasía juega un papel importante en esta combinación. Lo social, lo cultural, va a predominar en esta relación, lo que puede llevar a una pseudo independencia exterior, aunque, si existe acuerdo, puede haber una unión interna duradera.

aire / agua
Son una combinación problemática, fundamentalmente por el desapego sentimental que tiene el aire y la tendencia del agua a ser consumido por los sentimientos. Pero a pesar de ello existe una especie de atracción fatal entre estos elementos. El aire se fascina por los sentimientos intuitivos del agua, por su sensibilidad y su reserva. El agua admira la habilidad social del aire, su capacidad de razonamiento, su agilidad mental. El intento de entenderse puede ser largo y difícil, su sexualidad compleja, pero puede ser una unión posible si se enriquecen mutuamente. El aire puede enseñar a racionalizar la hipersensibilidad del agua, y ésta puede volver mas sensible al aire. Pero las mutas frustraciones pueden llevar a desarmar la relación antes de que puedan comprenderse.

agua / agua
Aparentemente esta es una relación sin problemas, ya que la hipersensibilidad de uno y el otro, hace que exista un compromiso afectivo intenso. En esta relación, los problemas se presentan cuando se enganchan en lo negativo del agua. En los miedos, inseguridades, rencores. Aquí se produce un aislamiento, un rechazo mutuo, por que se cae en los reproches del pasado y puede llevar a la ruptura total por "ahogo" de la relación. Lo positivo de esta unión se da en una profunda comprensión que puede perdurar toda la vida. .

Alberto Stoler * Toliman* Psicoastrólogo* Psicólogo Social

comments powered by Disqus