Autor: Alberto Stoler

Para poder entender la visión energética de la Psicoastrología, debemos ver primero cual es el significado que se le da a la energía.
Los seres humanos tenemos una forma muy particular de manifestar nuestras energías, y lo hacemos desde mecanismos perfectamente reconocibles.
Ante cualquier situación reaccionamos manifestando los cuatro elementos ( o cuerpos ) básicos energéticos que nos constituyen.
Primero percibimos desde nuestros sentidos ( sea esta percepción externa o interna ), o sea que sentimos, y esto se corresponde con el elemento agua o cuerpo emocional.
Luego elaboramos mentalmente aquello que percibimos realizando un análisis de ello, o sea que pensamos, y esto se corresponde con el elemento aire o cuerpo mental.
Después ponemos en movimiento toda la información que hemos analizado, o sea que actuamos, accionamos, y esto se corresponde con el elemento fuego o cuerpo volitivo.
Finalmente, y a partir del movimiento producto de la voluntad, hacemos, concretamos, realizamos todo aquello que percibimos, elaboramos, y pusimos en movimiento, y esto se corresponde con el elemento tierra o cuerpo material.
El estudio que desarrolla la psicoastrología, es el de observar la interrelación de estos elementos, y otros que se manifiestan en el momento del nacimiento de una persona, y a partir de allí entender los distintos problemas que debe afrontar en las diferentes áreas de su vida, este estudio se denomina Carta Natal.
Las adicciones (*) son consecuencia de determinados desequilibrios energéticos que se producen en el primer cuerpo, el más sutil y sensible, que es el emocional, y que se corresponde con el elemento agua.
Cuando una persona entra en estados adictivos lo hace por que se ha producido un desequilibrio emocional, que al no poderlo elaborar mentalmente, produce una acción autodestructiva hacia su propio ser.
Observemos que toda adicción trae repercusiones físicas, y esto sucede porque, como diría el Dr. Bach, el cuerpo está realizando acciones que no se condicen con lo que el alma necesita.
Si las adicciones son consecuencia de un desequilibrio emocional, debemos inferir que los sectores donde se manifiesta la energía del agua dentro de la Carta Natal, son los que nos van a guiar hacia su posible solución.
La energía del agua está manifestada arquetípicamente por los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis. Cuando observamos el estudio natal de un paciente que está con problemas adictivos, centramos el estudio en estos sectores de la carta, ya que, conjuntamente con el resto de la configuración natal, nos permitirá entender la forma de ingreso a su adicción, y fundamentalmente la posibilidad de su recuperación.
Es muy importante detectar desde que signo se ingresa al estado adictivo, ya que de ello depende su recuperación.

Si el ingreso se realiza desde Cáncer, nos vamos a encontrar con individuos que ingresan a estados adictivos principalmente por causa de un bajón general, de una depresión severa, producto de problemáticas familiares como pueden ser: separación de los padres, divorcio, problemas con los hijos, problemas laborales, mudanzas, desarraigo, etc.; o sea que casi siempre existe una razón emocional afectiva relacionada con sus raíces familiares, culturales, sociales.
Por ser una energía muy impulsiva, el trabajo de recuperación puede ser rápido aparentemente, pero las recaídas son frecuentes. Son adictos recuperables con los que hay que hacer un trabajo de mucha paciencia.

Si se ingresa por Escorpio, nos vamos a encontrar con personas que entran en estado adictivo buscando emociones fuertes, el aumento de su adrenalina, el desafío de los límites. Generalmente son personas con muchos miedos, sobre todo en temas como la muerte y la sexualidad, y cualquier suceso relacionado con estos temas, puede llevarlo a la adicción. Vamos a encontrar personas que se convierten en adictos después de la muerte de algún ser querido, o por un tema de insatisfacción sexual, o por miedo a perder algo, ya sea esto una posición social, cultural, deportiva, etc. En general toda persona que tiene miedo de perder una posición de privilegio, o que la pierde, es propensa a entrar en estados de adicción.
Por ser una energía que tiene mucha resistencia a los cambios, el trabajo de recuperación es lento y engorroso, y siempre encuentran los atajos (justificativos) para volver a la adicción. Son adictos de bajo nivel de recuperación, y hay que trabajar con ellos durante casi toda su vida.

Si el ingreso es desde Piscis, vamos a ver personas que van a la adicción buscando evadirse de la realidad, en general esta evasión es producto de que la realidad es difícil o dolorosa, y como produce sufrimiento, se evaden en busca de sustituciones fantasiosas, a las que llegan desde sus conductas adictivas. Existe un alto grado de idealismo y espiritualismo en estas búsquedas, que generalmente son producto de gran frustración. Vamos a encontrar personas que llegan a la adicción producto de amores idealizados no correspondidos, sean estos reales o imaginarios, o que llegan desde la impotencia de querer modificar un mundo real injusto, despiadado, y se "inmolan" en la búsqueda de respuestas en una mística adictiva.
Por ser una energía muy cambiante, muy ciclotímica, la recuperación es muy rápida, ya que se ajusta fácilmente a una nueva realidad. El problema es que, sin un buen trabajo personal, se volverá a caer en otro tipo de adicción. Difícilmente recaiga en la misma adicción.

Por lo desarrollado podemos decir que: la adicción escorpiana tiene un bajo porcentaje de recuperación, la adicción canceriana tiene un mediano porcentaje de recuperación, y la adicción pisciana un alto porcentaje de recuperación.
En este punto quiero dejar aclarado que: cualquiera sea el "signo" de la persona adicta siempre se tendrá en cuenta la ubicación de Cáncer, Escorpio, y Piscis, dentro de su respectiva carta natal, ya que toda carta natal contiene los doce signos del zodíaco.

Para finalizar es importante tener en cuenta que todo proceso de recuperación adictiva requiere de un trabajo terapéutico combinado con una sólida apoyatura familiar y un desarrollo del autoconocimiento del individuo.

(*) Cuando hablo de adicciones, me estoy refiriendo a las adicciones severas, las que producen grandes riesgos para la salud física o mental del paciente. .

Alberto Stoler * Toliman* Psicoastrólogo* Terapeuta Floral* Psicólogo Social

comments powered by Disqus