Autor: Toliman

REFLEXIONES

 

Estas reflexiones están motivadas en las constantes noticias que nos bombardean diariamente desde todos los medios, que se dedican a darlas pero nunca a hacer un análisis profundo de lo que las motivan.

 

La historia de la humanidad esta plagada de hechos aberrantes de los seres humanos contra otros seres humanos y contra otras especies que pueblan este bendito planeta, nuestro hábitat, nuestra nave insignia que nos lleva a través del espacio y del tiempo hacia un rumbo incierto.

 

Independientemente de cual sea el dogma espiritual con el que cada uno esté identificado, y la ideología o filosofía con la cual comulga, todos estamos en la misma nave, en la cual, o nos salvamos todos, o vamos inevitablemente hacia nuestra autodestrucción.

 

 

Hace unos días Stephen Hawking ha sorprendido con declaraciones inesperadas, que han dejado una sensación de confusión en los medios científicos, afirmando lo siguiente:

 

“Internet y otras plataformas agrandan la desigualdad económica. Permiten que grupos reducidos saquen un beneficio enorme, empleando a pocos trabajadores. Esto es inevitable, es progreso, pero también socialmente destructivo”

 

Comentó además que la brecha existente entre los políticos, la clase media, y las clases obreras cada vez son mas grandes, y que el exceso de robotización y los bajos salarios dan lugar a una gran desigualdad económica.

Cada vez hay mas barreras entre las naciones, y entre las clases sociales, mas desocupación, mas desigualdad, por lo que define el científico como uno de los momentos más peligrosos del planeta.

 

 

El hombre es el depredador mas peligroso del planeta, ya que no lo hace para su supervivencia sino que lo hace solamente en la búsqueda insaciable de poder.

 

Si vemos el funcionamiento de las sociedades a partir de la era industrial, nos damos cuenta que a los hombres se los educa específicamente para servir a los intereses de las clases dominantes, las cuales a su vez se someten a las directivas de un puñado de personajes poderosos que manejan este mundo a su arbitrio, dando y quitando de acuerdo a su conveniencia, y de acuerdo a sus intereses de dominio y poder.

 

La miseria que acosa a una enorme proporción de la humanidad, no es mas que una forma de dominio y sometimiento al servicio de los diferentes estamentos del poder, en un planeta donde se podría perfectamente alimentar, dar subsistencia y educación, salud y trabajo a varios miles de millones de seres humanos, tenemos que observar con gran preocupación y con perplejidad, que mas de la mitad de la población mundial esta en el límite de la pobreza o por debajo del mismo.

 

Que esta pasando, o mejor dicho, que nos está pasando.

 

El hombre común, nace, se educa, vive y muere, encerrado en un círculo vicioso del que jamás podrá salir.

Lo educan para que sea una pieza más del sistema, un engranaje que cada tanto se rompe (enferma, jubila, o muere) y es reemplazado por otro igual.

La libertad que supuestamente nos venden los medios a través del consumo de un sinnúmero de productos que en general no sirven para nada, lo tienen entretenido corriendo detrás de una “zanahoria” que jamás va a alcanzar, haciéndole creer que de esa manera va a conseguir la felicidad. Pobre de nosotros si esa es la manera de conseguirla.

Pasamos nuestra vida buscando algo que nunca vamos a alcanzar, debido a que nos educan para ello.

 

Es como que estemos pedaleando una bicicleta para generar riqueza a los poderosos pero que en realidad, por mas que pedaleemos nunca vamos movernos del mismo lugar en el que estamos.

 

Y mientras los poderosos siguen acumulando poder, el resto de la humanidad sigue acumulando frustraciones y desesperanza.

 

Ahora bien, esto seguirá así indefinidamente? Por supuesto que no.

 

Porque en algún momento este círculo vicioso se va a romper y en ese momento todo podría llegar a cambiar, siempre que no sea demasiado tarde.

 

Por que demasiado tarde?, porque el planeta también se está rebelando.

 

La sabia naturaleza está empezando a sublevarse de la destrucción a la que la somete el hombre, y si no tomamos conciencia de esto, se va a encargar de hacernos desaparecer de la faz de la tierra.

Como? A travez de los cambios climáticos, el aumento del nivel de las aguas, las sequías, los terremotos, huracanes, tifones, el incremento del anhídrido carbónico en la atmósfera, la baja de la capa de ozono, etc. etc….

 

Seguramente a esta altura de estas reflexiones, el lector se sentirá deprimido, consternado y pensando: Que podemos hacer?

 

Y realmente podemos hacer mucho por nosotros, por la humanidad y el planeta.

 

Tenemos herramientas de comunicación poderosas y las debemos utilizar para concientizar a todos los seres humanos, especialmente a las generaciones más jóvenes, para que puedan romper los moldes preestablecidos y generar un cambio de paradigmas para crear sociedades mas justas, con mayor contacto con la naturaleza, y buscando una felicidad más real, que este basada en el respeto por el otro, en el compañerismo, fundamentalmente en el amor, el amor por uno mismo y por el resto del planeta.

 

Alguna vez me preguntaron: 

Que es ser feliz? 

Y conteste como lo hizo aquel viejo sabio del siglo 18 que contestó: 

Ser feliz es hacer lo que se está haciendo. Es decir viviendo plenamente y con intensidad cada instante de nuestra vida.

Para ello necesitamos encontrarle un sentido a la misma, y que mejor sentido que poder imaginar y crear un mundo justo, igualitario, donde todos juntos trabajemos por el bien común.

 

Toliman

comments powered by Disqus