¿Puede este guerrero luchar a favor o en contra de nuestro bienestar simultáneamente?
Según Isabel Hickey la energía marciana es comparable con la de un fuego que arde.
Usado como es debido y en el lugar oportuno es sumamente útil, proporcionándonos luz, calor, abrigo, energía, etc., pero usado fuera del lugar y en el momento inoportuno el fuego puede causar desastres. 
En si mismo el fuego no es ni bueno ni malo, pero cuando uno no puede manejar a voluntad el mismo, este puede ser peligroso.
Esto confirma que todas las energías naturales son neutras.
Piero Ferrucci en su libro “What we may be” señala que las energías naturales, el sol, el viento, el agua, el átomo, etc., pueden prevenir o causar desastres.
De la misma manera Marte es el representante astrológico más obvio de la agresividad y todos tenemos a Marte en algún lugar de nuestra carta natal. 
Digamos entonces que todos nacemos con impulsos agresivos innatos.
La agresividad es un impulso innato de nuestra estructura biológica, lo mismo que el impulso sexual es una parte esencial de nuestro equipamiento instintivo de seres humanos.
Los astrólogos siempre han sabido que la agresividad y la sexualidad están estrechamente unidas, cosa que la ciencia descubrió no hace mucho tiempo.
Es bastante común que una pelea entre amantes termine en un orgasmo y que una relación sexual se convierta en una disputa.
¿Que es entonces lo que nos da Marte? 
Le debemos la voluntad de cultivar o desplegar lo que somos y lo que podemos llegar a ser. 
Cuando este deseo de crecer, progresar y avanzar se ve bloqueado, ( por otras partes de nuestra propia naturaleza o por la acción de otras personas), se convierte en cólera.
Dane Rudhyar expreso alguna vez que: “Marte es la fuerza que mueve a germinar la semilla”. 
Allí donde Marte este operando en la carta es donde puede ejercitarse esta forma sana de agresividad.
Marte nos impulsa a actuar de maneras que afirman nuestra identidad y nuestro propósito, y sin embargo, puede dar origen a formas de comportamiento desagradables. 
Esta expresión dispar de la energía agresiva se ve con claridad en la mitología, cuando analizamos la forma tan diferente en que presentaban al dios Marte los Griegos y los Romanos.

El Ares griego

Ares era el dios de la guerra. 
Los griegos lo odiaban, considerándolo como una mezcla de sentimientos de piedad, terror y escarnio.
Como se lo asociaba con el coraje ciego, la furia asesina y la matanza, su imagen era la de un fanfarrón y un bruto. 
A pesar de esto los griegos lo representaban como un perdedor en la mayoría de los combates que libraba, de los cuales salía cojeando, derrotado y humillado.
Vale la pena comparar a Ares con Atenea (su hermana), ambos están atrapados en una arquetípica rivalidad entre hermanos. 
Cuenta la leyenda que Atenea nace ya adulta, de la cabeza de Zeus, Heras se enfurece al saber que Zeus ha tenido una hija sin su participación, y decide tener un hijo sin que intervenga Zeus. 
Por lo tanto Ares es el hijo de la venganza y el desquite, es el producto de la cólera acumulada en el cuerpo de Heras. 
Esto es comparable con la cólera que almacenamos en nuestro cuerpo y que de tanto en tanto explota en forma incontrolable.
Como Marte es capaz de expresarse en el estilo de Ares, es importante que prestemos atención a la definición de Roberto Assagioli (Fundador de la Psicosíntesis) : “La agresividad es un impulso ciego hacia la auto afirmación” es decir que, aunque sea ciega, en la agresividad hay un elemento de afirmación de nosotros mismos. 
Dice también que es un impulso ciego “hacia la expresión de todos los elementos del propio ser”, dicho de otra manera, es indiferenciada e incontrolada; simultáneamente pone en juego, el cuerpo, los sentimientos y la mente. 
Actúa “sin la menor opción ni discriminación”, es decir que no tiene el menor sentido de la oportunidad, el lugar o la medida. 
Se produce “sin ninguna preocupación por las consecuencias”, cuando esta cólera aflora, no hay sentido de la proporción, ni inquietud del daño que pueda hacerle a los otros. Y al estallar “sin consideración alguna por los otros” se puede desencadenar sobre amigos o seres queridos que en otros momentos han sido leales, bondadosos y serviciales.

El Marte Romano

En la mitología romana el culto a Marte era más importante que al propio Júpiter. 
Se creía además que Marte había sido el padre de Rómulo, el fundador de Roma, y de Remo su hermano gemelo, por lo tanto representaba uno de los principios sobre los cuales se cimentó la República.
Se lo adoraba también como dios de la agricultura, de la primavera y de la vegetación. Estaba asociado con la fertilidad, el crecimiento y el devenir.
Tenia dos acompañantes, Honos (honor) y Virtus (virtud). 
Es honorable defender el propio terreno y virtuoso cumplir el propio destino. 
Para ellos hacerse valer era honorable y virtuoso, significaba ser fiel a lo que ellos consideraban que era su propio destino. 
Defender su identidad y tener el valor de cultivar y honrar su propia naturaleza.

Agresividad y agresividad sana
Ahora veamos algunos ejemplos de manifestaciones de agresividad y agresividad sana, de nuestra agresividad natural básica.
1) Como protección contra los ataques. 
2) Como necesidad positiva de dominio.
3) Como base para el logro de la independencia

1) Contra los ataques 
La agresividad es una manifestación de nuestras frustraciones y la agresividad sana es el deseo de llegar a ser lo que tenemos capacidad para ser. 
Cuando esta fuerza vital se ve bloqueada se convierte en odio, cólera o furia.
Es imposible vivir sin enojarse, todos necesitamos expresarlo en forma directa y transparente. 
En cualquier casa donde se encuentre Marte habrá un cumulo importante de energía acumulada, que deberá ser liberada de tanto en tanto para evitar que esta se convierta en un arma negativa para nosotros y quienes nos rodean.
Es importante destacar que hay personas que tienden descargar mas rápidamente la energía marciana que otras. 
Por ejemplo una conjunción Marte / Plutón en casas de fuego hará que esta persona al necesitar algo lo sienta muy profundamente y lo manifieste ardientemente. 
Ahora veamos si esto se reprime, ¿qué ocurriría?, probablemente este individuo sufra consecuencias importantes atacando su cuerpo con enfermedades que realmente puedan “quemarlo”.
Veamos por ejemplo el caso de Greta Garbo (Gráfico 1) que tiene por natal a Marte Sagitariano en casa VI Escorpiana. 
Cuando se conecta con el Marte romano seguramente aplicara toda esa energía en busca de ideales que la conecten con mejorías, traspasar barreras, rupturas de paradigmas, en las áreas del trabajo y la salud. 
Se podría decir que superaría enfermedades apoyándose en la fe. 
Lograría en el trabajo generar confianza entre sus compañeros y aportaría una cuota importante de ideas nuevas para mejorar las relaciones, tiempos y resultados del mismo. Pero cuando apareciera el Ares griego es probable que la ofensa, el sarcasmo, la exageración, el engaño, estimularan su energía marciana en busca de objetivos no muy leales ni beneficiosos. 
Quizás la autodestrucción en la temática de la salud, entrando en temas profundos y peligrosos como la dependencia de alguna adicción, sin poder poner limite alguno y acercándola a situaciones limites. 
En el trabajo, destruyendo objetivos en común, cuando sintiese que alguna situación pudiese comprometer sus posibilidades de progreso y crecimiento, acudiendo a cualquier técnica maliciosa para escalar y alcanzar sus metas.
Un nativo con Marte en casa VI cuando maneja bien la energía marciana seguramente será una persona con amplias condiciones para llevar adelante planes de trabajo, no cederá ante situaciones difíciles, intentara otros caminos para logros de objetivos, tendrá capacidad y constancia para enfrentar problemas de salud, luchara para revertir enfermedades, podrá acompañar a aquellos que deban ser sometidos a pruebas para superar crisis de salud. Cuando digo maneja bien la energía marciana, me refiero a que tiene la capacidad de poner todos los atributos de Marte en camino del enfrentamiento, de la lucha, de la guerra, de todo aquello que pudiese aparecer en las áreas de salud y trabajo, que fuesen un desafío, esto haría que el soldado Marte pueda desarrollar su potencial guerrero positivamente. 
Pero cuando este Marte acumula resentimientos, frustraciones, imposibilidades de concretar, se conectara fácilmente con el odio, la ira y la cólera. 
De esta forma canalizara esta energía atentando contra sus compañeros de trabajo, en caso de ser signos de aire o fuego, los proyectos, el equipo; si fuesen signos de tierra o agua, contra su propia posibilidad de desarrollo, su integración al conjunto laboral, evitando capacitarse y quizás aislándose al extremo de no poder mantener un puesto por mucho tiempo por sentirse un inadaptado.
En la salud, en caso de signos de aire o fuego, no medirá el daño que pudiese ocasionar a los demás, no podrá ser solidario con las necesidades ajenas, y probablemente nunca se de vuelta para mirar detrás suyo, si hay alguien caído que lo necesite (el clásico ejemplo del soldado que se retira del campo de batalla sin importarle si algún compañero suyo se esta desangrando), pero en signos de agua y tierra, el atentado será consigo mismo, será un verdadero terrorista de su salud, pudiendo enfermarse psicosomáticamente, hacerse adicto a dependencias externas (llámese drogas, alcohol, etc.) que solo sirvan para lastimarlo aun mas, y con muy poca capacidad para revertir la presencia de enfermedades de riesgo.
Seguramente el tema de los aspectos astrológicos influirá notablemente en el camino a seguir por este nativo cuando deba conectarse con el Ares griego o el Marte romano. Los tensionales lo acercaran al primero, los armónicos al segundo, y será en los neutros donde predominará el libre albedrío. 
Dejo en claro que esto no es condicionante ya que la presencia de Plutón , y de la casa VIII en la carta serán importantes para poder ver como este individuo puede mejorar los aspectos negativos. 

2) Como necesidad de dominio.

La agresividad sana nos impulsa a abarcar y dominar el mundo exterior. 
Es una fuerza profundamente arraigada en nosotros que nos aporta la motivación para aprender. 
Es esta agresividad la que nos permite hacer las cosas, como seguir un curso, hacer una dieta, aprender a manejar, etc. 
Gracias a Marte el mundo sabe que somos capaces de defendernos solos. Cuando esta agresividad sana no se canaliza de la forma que debiera, se nos acumula adentro y es aquí cuando salimos en busca de peleas y confrontaciones. 
Compárese con el impulso sexual, cuando este se puede manifestar libremente, seguramente la sexualidad será placentera y la tranquilidad que esto produce será suficiente como para encontrarse satisfecho energéticamente, pero cuando el mismo no puede expresarse por algún motivo, seguramente el individuo acumulara una energía que por no ser eliminada por la vía correspondiente atentara contra su tranquilidad interior, y solo dependerá de observar algunos patrones astrológicos para poder observar como y hacia donde habrá de descargar este exceso de energía marciana.
En su libro “Human Aggression”, el Dr. Anthony Storr cuenta un experimento que hizo Lorenz con peces de la especie de los ciclidos. 
Estos desde que nacen son extremadamente agresivos, necesitando vecinos hostiles a los efectos de poder descargar sobre ellos su agresividad. 
Cuando no disponen de estos vecinos hostiles la cosa se complica, ya que su agresividad no desaparece, sino que deben canalizarla de otras formas. 
Los investigadores eligieron una familia de esta especie y los aislaron dentro de un tanque en el cual se encontraban solo la pareja y dos de sus crías pequeñas. 
Cuando el ciclido macho necesito manifestar su agresividad, atacó a la hembra, y luego a los pequeños. 
Cuando se lo aisló para que no causara mas daño y se encontró solo, dentro de otro tanque comenzó a arremeter contra las profundidades de la pecera, actividad que los investigadores dieron el nombre de “excavar”.
Imaginemos una persona que llega del trabajo y solo desea relajarse, distraerse y permitirse alguna que otra situación placentera. 
Ahora pensemos si esta persona tiene a Marte en casa IV, mejor que haya descargado la necesaria energía, para evitar así atacar contra su hogar, usando a los niños, su pareja, los animales domésticos, aquellas cosas que disfrutan en familia (televisor, video, computadora, cena, etc.) para lograr su objetivo.
Es importante encontrar cosas positivas donde canalizar nuestro flujo energético. 
La casa donde se encuentra Marte podría ser la puerta para encontrar el camino más viable para poder lograrlo. 
Hay que tener en cuenta los aspectos de Marte, también para poder observar mejor esto, por ejemplo un Marte bien aspectado con Neptuno podría mostrarnos habilidades para la música, la danza, las curaciones, etc. 
Observemos por ejemplo el caso de la Madre Teresa de Calcuta (Gráfico 2) que tiene a Marte Virginiano en casa IX Leonina. 
Su energía conforme a un análisis primario de esta situación indicaría que deberá de accionar servicialmente en busca de ideales filosóficos, buscará caminos relacionados con la fe para poder ayudar a grupos étnicos, religiosos, culturales, etc.-
Ahora veamos que puede ocurrir cuando se conecta con el Ares griego, quizás sea demasiado exigente, perfeccionista, ávida de logros exitosos, indecisa (producto del excesivo análisis) demasiado critica consigo misma y discerniendo constantemente entre creer o no en aquellas cosas por las que debiera accionar. 
Ser demasiado detallista impediría que pudiere ponerse en marcha para lograr objetivos idealistas.
Puede convertirse en una fanática religiosa, defendiendo su causa creyendo que su versión de la verdad es la única. 
Una situación riesgosa podría ser creer que en nombre de Dios todo esta permitido. 
En otras ocasiones probablemente el enojo con Dios podría ser importante.
Cuando apareciera Marte romano, seguramente podría conectarse con la lucha incesante de los ideales filosóficos, ayudando a quienes la rodearan, con una dedicación importante a grupos de diversas clases, ideas, necesidades, etc. 
Una gran vocación de servicio, manifestada modestamente orientada a la conquista de logros en el campo espiritual, la filosofía, el pensamiento, la salud y la ley. 
Ahora veamos el caso de un nativo con Marte (en signos de aire y fuego) en casa IX , actuando cuando lo visite el Ares griego, desde el plano físico aplicando todo tipo de herramientas para imponer sus ideales religiosos, filosóficos, étnicos, etc., sin medir consecuencias (por ejemplo el caso de los ataques terroristas musulmanes, en donde inmolarse representa encontrarse con Ala); (en signos de agua y tierra) se cuestionará si el medio necesita de él, si sus familiares lo quieren, si es un ser digno de ser aceptado, pudiendo aislarse en algún rincón del mundo (como por ejemplo los monjes, las hermanas de clausura, ermitaños, etc.). 
Ahora si pudiese acercarse al Marte romano (en signos de fuego y aire) trataría de luchar con todas sus fuerzas por el bienestar, servicialmente intentando ayudar a aquellos que pudieran tener dificultades para insertarse socialmente, aceptar los mandatos divinos, etc. (por ejemplo el caso de algún líder religioso, o de algún movimiento social, que busca a través de la justicia y de la fe abrirles otros tipos de posibilidades a sus seguidores); (en signos de tierra y agua) se conectará con las necesidades emocionales ajenas, sintiéndose necesitado, dedicado al trabajo duro sin medir cuanto da ni cuanto recibe a cambio, auto disciplinándose, aceptando retos y deberes. (Ejemplo: un pensador de métodos y sistemas que posibiliten bienestar en aquellos que lo necesiten, una monja abocada al servicio en algún hospital de leprosos, un sacerdote ayudando en alguna capilla de frontera, etc.)

3) Como base para el logro de la independencia:

La agresividad sana es necesaria para no sucumbir ante quienes quieren dominarnos o quienes quieren ejercen una exagerada sobre protección. Cuando alguien está siempre encima nuestro, cuidándonos, dándonos todo lo que necesitamos, decidiendo por nosotros, e indicándonos que debemos hacer, no nos deja crecer. 
Para poder combatir esta situación necesitamos de Marte.
Al comienzo de la vida la madre es para cada uno de nosotros lo más importante, se podría decir el mundo entero. 
Originariamente somos uno con su cuerpo y luego de nacer dependemos para poder sobrevivir, de ella. 
Cuando la madre o el padre se muestran en exceso sobre protectores con el niño, lo único que logran es que el mismo no pueda evolucionar. 
De ahora en mas llamaremos a esta situación: “protección parental”. 
Pero no sólo ellos son quienes impiden el crecimiento del niño, sino que dentro nuestro hay una resistencia a desapegarnos, a romper con el cordón umbilical. 
Es probable que una parte de nosotros quiera estar siempre con alguien poderoso, grande y fuerte, es decir continuar con la protección parental. 
La Luna, Venus y Neptuno nos acercan a perdernos dentro de otra persona. 
Reflejándonos, uniéndonos y dejándonos tragar por alguien o por algo mayor que nosotros. Aquí es donde aparece Marte, recordándonos que poseemos chispa propia para llevar adelante nuestra propia vida, y alejándonos de las influencias lunares, venusinas y neptunianas. La agresividad entre la madre y el hijo es inevitable. 
No es solamente el producto de la frustración sino que también sirve para un logro positivo, abriéndonos el camino hacia la independencia y la separación. 
Seguramente mamá ha satisfecho nuestras necesidades y muchos de nuestros deseos, lo que hace que por ello la amemos, pero por otro lado quizás se haya equivocado en algún momento y esto nos acerca al odio. 
Esta dualidad hace que la amemos y la odiemos al mismo tiempo, y es esto lo que hace que Marte reaccione impulsándonos a la búsqueda de nuestro propio camino. 
Esta confrontación nos estimula a tomar decisiones y por lo tanto lanzarnos en busca de nosotros mismos. 
Tomemos como ejemplo a Woody Allen (Gráfico 3) que tiene a Marte en Capricornio en casa V Capricorniana. (Oposición a Plutón en casa XI Rx, Cuadratura a Venus en casa II) 
Una simple lectura indicaría la probable dificultad que pudiese tener este individuo para conectarse con el placer y los hijos. 
Esta energía lenta que domina su Marte puede llevarlo a pensar en las serias dificultades que le podría acarrear la paternidad, lo difícil que podría ser saciar las necesidades sociales que debieran padecer sus hijos en caso de no poder ser un proveedor acorde, demasiado planificado y calculado a la hora de la toma de decisiones cuando deba dar libertades y poner limites, tratando siempre que sus hijos logren ser exitosos profesional, social y materialmente, pudiendo esto conducirlo a un cierto grado de obsesión. 
Cuando se conecte con su Ares griego descargara su energía en busca de su propio placer físico sin medir las consecuencias, pudiendo parecerle un juego que solo sabe que debe jugar. 
En su papel de hijo habrá de revelarse pero con graves crisis sociales y afectivas, luchando sin perder de vista su objetivo y su plazo para conseguirlo. 
Es aquí donde el oportunismo y la ambición intentaran romper por estas vías no convencionales, su dependencia y su subordinación, sin importarle quien esta jugando este juego con él. Pero su Marte romano le permitirá materializar de forma organizada, prevista, paciente, la conquista de su lugar dentro del plano social y su auto afirmación como padre, que llegará cuando se contacte físicamente, cuando sentir que ese Ser es producto suyo y se permita disfrutarlo plenamente, cuando pueda manejar las distancias entre lo que pueda y deba a la hora de indicarle el camino de la educación, luchara sin descanso en pos de ver como su hijo disfruta placenteramente de su compañía .
Si tomamos a un nativo con Marte en casa V que no puede reprimir sus frustraciones, no canaliza sus deseos, no puede expresar sus disconformidades y no logra satisfacer sus necesidades sexuales, seguramente nos encontraremos en presencia del Ares griego que intentará, cuando éste se encuentre en signos de fuego y aire, transmitir su impotencia, jugando en forma desmedida su dinero sin importarle si el mismo es o no necesario para satisfacer necesidades de sus hijos, un verdadero adicto al juego, al placer de cualquier índole, intentara ganar aunque ello lleve a la ruina a su familia. (Un ejemplo de esto podría ser el típico individuo que prioriza una mesa de póquer con amigos a una mesa familiar, un personaje que gasta hasta el ultimo centavo en un hipódromo sin medir consecuencia alguna, un hombre que no duda en empeñar frente al casino algún regalo recibido de sus hijos, sin saber si podrá recuperarlo, simplemente para poder volver a la casa de juego a jugárselo) 
Cuando sea en signos de agua y tierra, quizás descarte la posibilidad de ser padre o madre por considerarse inepto para ese rol. 
Se convencerá de que no existe la posibilidad de ser padre o madre y a su vez pueda sentirse el mismo como un ser libre. (Ejemplo clásico de aquel individuo que afirma que no puede tener hijos porque el departamento es algo chico, o porque aun no termino su carrera universitaria, o aquel hijo que no se permite ir a vivir solo en plena adolescencia porque su padre se encuentra enfermo, o su madre es depresiva, etc.)
Pero como contrapartida, si fuera el Marte romano quien en función de una buena canalización energética aflorara, en signos de aire y fuego, podría manifestarse como un padre demostrativo en sus afectos, cálido, con proyectos en conjunto sin que esto atentara contra la independencia de cada uno de ellos, trataría de apoyar a su hijo en las decisiones que este tomara, como hijo actuaría desde un papel de cooperación con la familia pero sin perder su propia identidad. (Ejemplo de esto seria un profesional que pone al alcance de su hijo toda su experiencia, sus herramientas de trabajo y hasta sus clientes si fuera necesario para que su hijo pudiese continuar con esa tradición, pero si la decisión de su hijo no fuera esa, sabría apoyarlo respetándole sus ideas y proyectos) 
En signos de tierra y agua , estaríamos ante una persona que intenta hacer prevalecer sus ideales desde lo emocional, tratando de llevar adelante su propia intimidad sin intervenir en la de sus hijos, o bien el hijo que mas allá de encontrar resistencia por parte de sus padres o de alguno de ellos para aceptar decisiones que el mismo manifiesta, decide seguir adelante con sus proyectos e ideas. (Ejemplo: aquel estudiante de danza clásica al que su padre trato de persuadir para que no continuara con ello y se dedicara a la practica del boxeo, pero que al sumergirse en su interior encontró a su Marte para dar batalla en busca de su propia identidad e independencia)

Algunos regalos que permiten que podamos ver las dos caras de una misma moneda

Osho – Equilibrio
Tienes que caminar en la vida y ver como te caes, tienes que mirarte y observar como te vas por el camino equivocado. 
Y la mente insistirá en ir hasta el extremo mismo. 
Toda vez que sientas un desequilibrio, equilíbralo inmediatamente yéndote al opuesto.
La mente o bien es derechista, se mueve hacia la derecha, o bien es izquierdista, se mueve hacia la izquierda. 
He encontrado un fenómeno extraño, a veces la mente se vuelve centrista, permanece en el centro.
El medio no es una posición, es una recuperación constante del equilibrio.
El medio es una situación viva, no es un punto fijo y muerto que consigues para siempre, no. Tienes que conseguirlo momento a momento, una, otra, y otra vez. 
Observa a un equilibrista, es una experiencia.

Lucas, 18,18 – 19
Cierto personaje le pregunto: “Buen maestro, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?”. Y Jesús le respondió: ¿Porqué me llamas bueno? Unicamente dios es bueno.

El Kybalion – La ley de polaridad
“Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos, los semejantes y los antagónicos son lo mismo, los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado, los extremos se tocan, todas las verdades son media verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse. 

“Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender”

Sergio Vertedor (3-XII-2001)

Astrólogo Humanista recibido en la Escuela Astrológica Toliman 


Bibliografía
La dinámica del inconciente.- (Liz Greene y Howard Sasportas)
Manual de interpretación de la carta natal.- (Stephen Arroyo)
Las doce casas.- (Howard Sasportas)
Astrología Guía Practica.- (Alan Oken)
El demonio y la señorita Prym.- (Paulo Coelho)
Opuestos Complementarios.- (Osho)
El Kybalion.- (Filosofía Hermética del antiguo Egipto y Grecia

Gráficos
1) Greta Garbo
2) Madre Teresa
3) Woody Allen